La Importancia del Masaje Auricular

En las orejas se encuentra reflejado todo nuestro organismo. Por medio del masaje podemos ayudarnos a mejorar nuestro estado general de salud y bienestar. Estos son algunos masajes recomendados. Son fáciles, prácticos y puedes realizarlos diariamente.

Para aumentar la energía

Use sus dedos para frotar y masajear cada centímetro de sus oídos externos. Poco a poco avance hacia el centro de la oreja. Con sus dedos trate de entrar a los lugares de más difícil acceso, dando un masaje suave y gentil, pero sin olvidar ningún punto.

Ahora empuje ligeramente hacia adelante la parte posterior de las orejas, para que pueda realizar un masaje detrás de ellas, y a la cresta que conecta el oído con el cráneo.

Sienta el aumento de calor, el aumento de flujo de sangre, y la energía. Si percibe dolor en algunas de las áreas de las orejas, o sensibilidad al tacto, continúe unos momentos más en esa zona; dando un masaje circular en el sentido de las manecillas del reloj.

Para alivio de tensión y ansiedad, efecto calmante.

Coloque sus manos en forma de copa, una en cada oreja, cierre sus ojos y deje caer los hombros.

Mueva suavemente sus manos realizando un masaje en círculos a la zona externa de los oídos, con las palmas.

Continúe por lo menos durante 1 minuto, y luego repita en la dirección contraria. Esto le ayudará a desconectar del mundo exterior, relajarse, liberar cualquier tensión acumulada y disminuir la ansiedad.

Posteriormente, frote las dos manos para generar calor. Cubra sus orejas con las palmas calientes y ahuecadas, una en cada oreja. Mantenga esta posición durante 30 segundos, luego repita.

Sienta la energía caliente, respire profunda y lentamente; y disfrute de la sensación de relajo.

Estimulación del cerebro. Para mejorar la capacidad de concentración

Los lóbulos de las orejas están energéticamente vinculados al cerebro. El masajear ambos lóbulos equivale a estimular ambos hemisferios cerebrales, y las glándulas Pituitaria y Pineal.

Utilice el pulgar y el dedo índice para masajear suavemente los lóbulos de las orejas, en pequeños círculos. Después de realizar este ejercicio por unos minutos, coloque los dedos hasta la mitad de la parte exterior de las orejas, y gírela toda suavemente, en círculos. Este pequeño masaje es excelente para la tensión en la parte superior del cuerpo, y sobre el pensamiento.

Para mejorar su concentración, enrolle y desenrolle suavemente el área externa de las orejas, de la parte superior hasta la inferior. Realice 3 repeticiones de este ejercicio.

×